Lander Reynaldo Torres, un cubano residente en Miami escribió a la redacción de Cuba en Miami para denunciar lo que calificó como un caso de negligencia en Cuba.


Eduardo Quevedo Rosell, se encontraba enfermo y en observación en el policlínico de Los Arabos para después ser remitido para el Hospital de Colon sin que se le hicieran pruebas clínicas.

En el hospital le dieron de alta, su condición empeoró en la casa y lo llevaron al policlínico nuevamente desde ahí llamaron a la ambulancia para llevarlo de urgencia, pero está se demoró 3 hora y 45 minutos según sus familiares. Al llegar al Hospital de Colon ya estaba muerto.

Las ambulancias del hospital, además de escasas las dividen entre 4 municipios, y cada municipio tiene alrededor de 8 poblados y todos están distantes.