Un cubano de Lehigh Acres en el suroeste de Florida está siendo acusado de asesinato en segundo grado por la muerte de la niña de su pareja.


El 17 de mayo, la Oficina del Sheriff del Condado de Lee respondió a una llamada de emergencia por una niña de 23 meses con lesiones que amenazaban su vida.

Después de una investigación, los agentes arrestaron a Yannier Velazquez-Orjeda por abuso infantil agravado, que pasaría luego a cargo por asesinato.

De acuerdo a la Oficina del Sheriff del Condado de Lee, Velázquez tenía una relación de 8 meses con la madre de la niña. El día del incidente, él se encerró en un cuarto con la niña por al menos 30 minutos.


Cuando la madre de la niña tocó para entrar, encontró a la niña con golpes visibles y llamó a una ambulancia. A las autoridades les dijo que la niña había sufrido un accidente.

De acuerdo al sheriff la niña sufría de fractura craneal, hemorragia cerebral, una pupila reventada, la clavícula fracturada, un brazo lastimado y golpes en el cuerpo.

Los médicos determinaron que las lesiones no eran consistentes con una caída accidental y procedieron al arresto de Velázquez.

La niña murió en el hospital 3 días después, y los cargos contra Velazquez cambiaron a asesinato en segundo grado.

Velázquez salió bajo fianza el 27 de mayo, pero se le retiró el pasaporte y se le prohibió estar en contacto cercano a menos de edad.