In this May 7, 2014 photo, Rene Lima-Marin sits for an interview with The Associated Press about the circumstances of his sentencing and incarceration, in a meeting room inside Kit Carson Correctional Center, a privately operated prison in Burlington, Colo. Lima-Marin, who was sent back to prison after being mistakenly released 90 years early, says it was cruel and unusual punishment to put him back behind bars after he reformed his life. An appeal filed Wednesday, Aug. 20, 2014 in his case also says his constitutional rights were violated when a judge in January ordered him to finish his sentence after he started a family during nearly six years of freedom. A judge in 2000 sentenced Lima-Marin to a total of 98 years in prison for multiple counts stemming from the robbery of two video stores when Lima-Marin was 20. (AP Photo/Brennan Linsley)

El cubano René Lima Marín, quien fue condenado por robo a mano armada y perdonado por gobernador de Colorado, tendrá una oportunidad de pelear su deportación a Cuba en corte.


Un juez de inmigración en Denver anuló una orden de deportación de Lima Marín el pasado 31 de julio, por lo que el cubano comenzará a discutir su caso nuevamente en una corte de Inmigración en Aurora reporto la agencia AP.

Lima Marín, de 38 años, estuvo en el foco de la atención nacional después de que él y un cómplice fueron sentenciados a 98 años de prisión en 2000 por robar dos tiendas de vídeo.

El cubano fue liberado por error de la prisión estatal de Colorado en 2008, pero nunca reportó la equivocación a las autoridades.

El hombre se casó, tuvo un hijo y consiguió un trabajo estable y una vida sin problemas hasta que las autoridades descubrieran el error en 2014 y lo devolvieran a la cárcel.


Un juez ordenó su liberación, diciendo que era draconiano mantenerlo tras las rejas, pero las autoridades de Inmigración lo detuvieron en su lugar, citando una orden de deportación de 2000.

Hans Meyer, abogado del cubano, luchó contra la orden, y su compañía anunció este martes que la orden fue desestimada el 31 de julio por la juez de Inmigración Melanie Corrin en Denver.

El caso del cubano podría tardar semanas o meses para obtener un veredicto. «Vamos a pelear, y estamos listos para ello», dijeron los abogados.