El cubano residente en Miami, Mario Almeida, de 50 años, compareció en corte acusado de nuevos robos de casas en la ciudad.

Almeida ya había sido acusado de robos de casas y se encontraba bajo fianza, en uno de los robos de los que se le acusa se llevo 120 mil dólares en pertenencias.

Esta fue la segunda audiencia de Almeida ante la jueza en 24 horas después de que este miércoles estuviera escuchando otros siete cargos por otros dos robos en casas.

El acusado permanece preso en una cárcel del condado Miami-Dade.