Una cubana que quedo fuera de la frontera sin poder entrar a Estados Unidos dijo temer por su regreso a Cuba y aseguro que podría ser golpeada y maltratada una vez que entrara a la isla.

La mujer dijo que protestar en Cuba era inútil y que el gobierno hace lo que quiere.

La mujer está desesperada solo por la idea de tener que regresar a Cuba.