il96cu

La aerolínea Cubana de Aviación es el resumen de los problemas que enfrenta el país. Haciendo honor a un eslogan popularizado por sus clientes («Cubana: si no sale hoy, sale mañana»), el pasado 26 de septiembre la empresa envió un e-mail a los pasajeros del vuelo CU-470, previsto entre La Habana y Madrid, indicándoles un cambio de fecha «por razones operacionales».


Aunque no se exponían las «razones», el día antes Raúl Castro había sacado de circulación un avión IL-96-300 para trasladarse a Cartagena de Indias y asistir a la firma del acuerdo entre las FARC y el Gobierno colombiano. El acto político se produjo precisamente el 26.

Casi por las mismas fechas, otro IL-96 matrícula CU-T1717 se quedaba en tierra tras sufrir un incidente de camino a Buenos Aires, según fuentes conocedoras del caso. El aparato, traspasado desde Aeroflot y de 23 años de antigüedad, sufría su segundo percance grave en la misma ruta, solo en el año 2016.

Para viajes internacionales, Raúl Castro utiliza el IL-96-300 con matrícula CU-T1250. Según la revista Airways International, su primera clase solo está disponible cuando vuela el dictador: «Es también la aeronave del jefe de Estado. El extremo delantero de la clase ejecutiva es una zona prohibida. La cabina de mini-business es la única sección vendible de primera clase».

Además de la citada anulación del 26 de septiembre, por el viaje a Colombia, Castro viajó a Santiago de Cuba el 3 de octubre para «supervisar» los preparativos ante la llegada del huracán Matthew.


Aunque el dictador no utiliza habitualmente los IL-96-300 en sus desplazamientos domésticos, Cubana canceló los vuelos a Madrid el 3 y el 7 de octubre. En la primera jornada trasladó a los viajeros a hoteles, bajo la enérgica protesta de un grupo de turistas españoles. El vuelo despegó 30 horas después en un A340 rentado a la empresa española Plus Ultra.

Actualmente, la flota de Cubana de Aviación está compuesta por unas 17 aeronaves. Además de los cuatro IL-96, prestan servicio seis AN-158, dos TU-204 y unos pocos ATR. El resto (Airbus 319 y 320, y Boeing 767) son aviones arrendados a empresas europeas.