Más de cien canadienses y cubanos se vieron obligados a permanecer cuatro días entre el aeropuerto y un hotel por el retraso de un vuelo que partiría desde Camagüey hacia Canadá.

Según reporta Radio Canadá, el jueves fue el primer intento de salir del país, pero Cubana de Aviación, aerolínea encargada del vuelo, indicó que no podría despegar pues «la aeronave tenía un problema de radar. La aeronave finalmente voló sobre la Isla durante dos horas para quemar combustible antes de regresar a su punto de partida».

Tristán Lévesque, un pasajero que iba en el vuelo, narró cómo la falta de comunicación entre las autoridades encargadas, alargó la espera.

«No hay comunicación entre Cubana de Aviación, la agencia de viajes Sol Caribe y el aeropuerto. Camagüey es un aeropuerto tan pequeño que ni siquiera puedo comprar pasajes con otra compañía. No hay vuelos, solo otro que va a Fort Lauderdale. Hay personas aquí que están enfermas y no tienen medicamentos. Tenemos diabéticos», denunció.


Tras varios intentos que incluyeron sobrevolar por dos horas la isla para quemar combustible, las falsas alarmas de salida del país y la espera innecesaria en el aeropuerto, en la mañana del domingo el avión llegó finalmente a Montreal.

Según varios estudios, Cubana de Aviación es la sexta peor compañía aérea del mundo.