El Departamento de Estado anunció en un comunicado que Estados Unidos y Cuba firmaron un tratado bilateral para delimitar «la única parte de la frontera marítima que no había quedado acordada con anterioridad y que cubre un área de la plataforma continental del Golfo de México».

Las leyes internacionales establecen que todo país tiene derecho a explotar los recursos encontrados dentro de las 200 millas náuticas desde su costa y en caso de que se sobrepongan, es necesario un acuerdo.

El tratado «es consistente con los viejos objetivos de EE.UU. para promover la seguridad marítima y la protección del medio ambiente marino», según expresa el comunicado del Departamento de Estado.

La nota señala que antes de su entrada en vigor, se garantizará el asesoramiento y el consentimiento del Senado de Estados Unidos.

Ambos países firmaron también este miércoles en La Habana un acuerdo sobre búsqueda y salvamento aeronáutico y marítimo, que pretende fortalecer la cooperación en esta materia y asegurar la coordinación entre las respectivas autoridades para el rescate y salvamento de personas en peligro, como consecuencia de sucesos aéreos o marítimos.