Antonio Rodiles conocido opositor cubano está esperanzado de que con Donald Trump y los «cambios drásticos en Latinoamérica», refiriéndose a la crisis de Venezuela y la eliminación del poder de Dilma Rousseff en Brasil se liquidan los apoyos económicos de Cuba, obligando a un cambio en el próximo año en la Isla.

«No aceptar al régimen como un gobierno legítimo no quiere decir que no pueda haber una solución política», afirmó Rodiles.

«Los actores principales de Cuba en el proceso deben ser los actores prodemocráticos en el exilio y dentro de Cuba», señaló.

«Se debe analizar cada uno de estos temas, y en todo lo que el régimen se ha beneficiado y no el pueblo cubano debe ser revertido», aseguró.

«No tengo interés en hacer una plataforma donde haya personas que piensen que se puede convivir con el castrismo, o con un neocastrismo, no creo que sea sano mezclar posicionamientos que no conviven», continuó.


«Por qué perdonarle la existencia a un régimen tiránico, permitirle que sea parte del futuro cuando podemos realmente tener un cambio profundo en nuestro país», expresó el opositor.