De acuerdo a declaraciones del viceministro de Desarrollo del Ministerio de Turismo (Mintur), Alexander Sierra Bouzas, Cuba aún no explota el 85% de su potencial turístico.


Cuba ha venido trabajando en el ordenamiento territorial, urbanístico y ambiental con vistas al desarrollo turístico sostenible con una visión hasta el 2030, atendiendo a premisas vinculadas a los planes y programas de desarrollo que contienen los proyectos a corto, mediano y largo plazo.

Sierra Bouzas señaló que el fomento y urbanización de productos y destinos turísticos demandan del resto de la economía una cadena de valores que garanticen el suministro y abastecimiento para sustituir importaciones y hacer sostenible el desarrollo.

Además de trabajar el enfoque de producto, marca y destino, con la sombrilla del concepto de territorio de preferente uso turístico, que es una de las funciones estatales que tiene por encargo el Mintur, destacan los programas de alojamiento hotelero, turismo de naturaleza, marinas y náuticas, recreación, desarrollo inmobiliario, campismo y entidades de apoyo a la actividad.

El primero de estos se vuelca en lo fundamental hacia el incremento del número de habitaciones destinadas al hospedaje y a la construcción de nuevos hoteles.

Hasta el 2030 se prevé crecer en más de 100.000 habitaciones, principalmente en La Habana, Matanzas, Villa Clara, Sancti Spiritus, Ciego de Ávila, Camagüey y Holguín.


“El principal recurso para hacer realidad estos sueños es el humano, tanto del sector empresarial estatal como de las nuevas formas de gestión y la iniciativa local…” resaltó el viceministro de Desarrollo del Mintur.