Según informa el periódico El País, en la agenda de viajes del rey Felipe VI «no figura ningún desplazamiento de los Reyes a Cuba», contrario a lo que habían asegurado varios medios de prensa.


«En la Casa del Rey dan por totalmente descartado ningún viaje de Estado hasta 2018, no se contempla ir a Cuba antes de la retirada de Raúl Castro en febrero y solo se espera para el próximo año el desplazamiento pendiente a Marruecos si se logra cuadrar algún día la agenda con su monarca», segura el diario.

Una de las causas del aplazamiento de este viaje, que había creado grandes expectativas, es la crisis que se vive en Cataluña, aunque la Casa del Rey «niega que el parón de los viajes de Estado tenga que ver directamente o solo con Cataluña».

Asimismo, señala que el monarca «ha dejado de asistir a actos, eventos, premios y otras actividades en las últimas semanas para estar concentrado en su despacho siguiendo los acontecimientos catalanes».

El periódico español concluye asegurando que «el nuevo presidente cubano que releve a Castro tendrá que tramitar otra invitación y su organización seguirá su curso habitual tras coordinarse con las prioridades exteriores del Gobierno».