destruccionbaracoa01


El gobierno de Cuba está impidiendo la entrada de ayuda de Estados Unidos para los damnificados del huracán Matthew.

“Por ahora no ha llegado nada de ayuda internacional” en forma de víveres, dijo el padre Mateo Costinobi, párroco de Baracoa, en una entrevista telefónica el martes. “El Estado ha regalado siete libras de arroz y una semana después del huracán reactivaron las tiendas, pero hay filas inmensas y policía en cada tienda”, agregó.

“El problema es que el gobierno [cubano] no está permitiendo que entre al país ayuda de emergencia proveniente de Estados Unidos”, confirmó José Espino, un sacerdote de Hialeah que está ayudando a coordinar la ayuda a las diócesis de Guantánamo y Baracoa.

Según el sacerdote confirmo a El Nuevo Herald tiene ayuda lista en forma de alimentos para hacer llegar a los damnificados, pero el gobierno de Cuba no lo permite.

La Iglesia de Miami ha hecho donaciones monetarias a la Iglesia en Cuba para la adquisición de alimentos y otros artículos necesarios para ser distribuidos a los damnificados, pero en la isla se dificulta conseguir todo lo necesario para ayudar.