Foto de pixabay.com

El gobierno cubano llevará a corte militar a dos hombres que el pasado 28 de febrero cruzaron a la Base Naval de Guantánamo siendo devueltos a terreno cubano 15 días después.


Fuentes cercanas al caso confirmaron a Radio Martí, la intención del gobierno cubano de juzgar a Rafael Badari Sánchez Ruiz y Danner Manuel Estrada en un tribunal militar por «desobediencia».

Ambos jóvenes se encuentran ahora detenidos en la prisión Combinado Sur de Guantánamo.

La esposa de Rafael, Yuliet Yero, dijo a Radio Martí que luego de una larga espera en el penitenciario, unas mujeres que no se identificaron, le comunicaron que ellos serían juzgados por «desobediencia», una vez que se retire la acusación de «violación de perímetro». No le confirmaron fecha porque la misma aún no está precisada.

“No nos dijeron qué día va a ser el juicio, sé que debe ser la semana que viene porque están esperando un examen psicológico que le hicieron a Danner y después es que van a proceder a terminar el expediente para entonces poder hacer el juicio”, relató Yero.


La evaluación psicológica de Danner tiene que ver con el hecho de que el joven padeció meningo cuando era niño. Por esta razón Medicina Legal tiene la tarea de determinar si el está en sus capacidades mentales para una toma de decisiones.

La esposa de Rafael además dijo que llevando el caso a tribunal militar le pueden duplicar o triplicar la condena, teniendo en cuenta que Rafael tiene como agravante historial de antecedentes penales por un delito común cometido en el pasado.

“Los están acusando por la parte militar para acabar con ellos, aquí le llamamos “La trituradora” pues buscan duplicar o triplicarle la condena”, declaró Yero.

Según Yero las condenas por desobediencia se castigan con multas de 300 a 1000 pesos en moneda nacional o de tres meses a un año de privación de libertad.

“Ellos obviaron la parte de los 300 o 1000 pesos porque lo que quieren es aplicarle la prisión para que sea una medida ejemplarizante para los que intenten salir por esa vía”, dijo Yuliet.

Aunque ambos jóvenes son civiles comunes, el abogado Alberto Méndez-Castelló, explicó a Radio Martí que las leyes cubanas contemplan que los civiles que hayan cometido un delito en predios militares sean juzgados en una corte marcial.