1063916381


Luego del impacto del huracán Matthew contra el extremo oriental de Cuba, las labores se centran en evaluar y cuantificar los daños ocasionados para intentar volver a la normalidad.

Pese a que los daños materiales son graves, Cuba ha confirmado que el huracán Matthew no ha causado la pérdida de ninguna vida humana.

En los municipios guantanameros de Baracoa, Maisí, Imías y San Antonio del Sur personal especializado continúa evaluando la tragedia y trabajando para restablecer los servicios básicos a la población.

Se hace necesario el restablecimiento de las comunicaciones, las cuales fueron duramente afectadas por el huracán.

El Centro de Dirección del Consejo de Defensa Nacional para Situaciones de Desastres informó del restablecimiento del servicio de ómnibus, ferrocarril y avión en las zonas no afectadas de la región oriental.


El suministro de agua también fue duramente afectado por el ciclón en la región de Guántanamo.

Para prestar servicio a la población cinco brigadas se encuentran desplazadas trabajando para reparar la red dañada y se suministra agua con carros-cisterna a los 112 000 habitantes afectados.

Según informó la Unión Eléctrica, el fenómeno meteorológico provocó la caída de 5.000 postes eléctricos y mil transformadores, entre otros daños.

En Baracoa se calcula que el 80% de las viviendas fueron dañadas y en Imías el 100% de las viviendas con cubiertas ligeras quedaron destruidas.