Las previsiones del Ministerio de Turismo cubano apuntan a la recepción de 4,2 millones de turistas extranjeros para 2017 con prioridad para las inversiones en nuevas instalaciones.

Así lo desveló la viceministra cubana de Turismo, Mayda Álvarez, quién recordó que la llegada de 4 millones de visitantes foráneos supuso en 2016 un aumento del 14,5 por ciento con relación a 2015.

Sin embargo, señaló que hay «insatisfacciones» y quedan «retos» como avanzar en la calidad de los servicios, en la efectividad de inversiones para garantizar la vitalidad y la imagen de las instalaciones turísticas, mejorar la comercialización y lograr una mayor diversificación del producto turístico.

El director de inversiones y desarrollo del Mintur, José Reinaldo Alonso, explicó que entre los planes de este año está impulsar la actividad extrahotelera vinculada al turismo de naturaleza, de circuito, patrimonial y cultural.


El funcionario dijo que de cara al año 2020 está previsto sumar 20.000 nuevas habitaciones para llegar a un total de 104.000 en el 2030 con el fin de cubrir la alta demanda en los principales polos turísticos del país caribeño como La Habana, Varadero, Holguín, Cayería Norte y Trinidad.

Los directivos señalaron que en los crecimientos del año anterior la región de América del Norte se mantuvo como la de mayor emisión de viajeros a Cuba, con Canadá como líder, seguido de Estados Unidos, respaldado por la flexibilización de los viajes y la autorización de los vuelos comerciales directos a la isla.