El gobierno de Cuba aumentó las regulaciones de la vivienda en las zonas turísticas según medidas que fueron publicados el 24 de julio en la Gaceta Oficial de la República.

La nueva resolución brinda poderes a las delegaciones territoriales de Turismo, Planificación Física y la Vivienda para decidir cuáles trámites pueden hacerse o no.


Algunas de las localidades afectadas son el balneario internacional de Varadero y el municipio capitalino de Habana del Este consideradas de alto impacto turístico.

En caso de permuta, donación y compraventa de inmuebles, la ciudadanía deberá presentar solicitud de autorización a la dirección municipal de la Vivienda, un trámite que en otras localidades se logra de forma expedita frente a notario. La última palabra siempre la tendrá la delegación territorial de Turismo.

#lahabana #cuba #cubanos #callesdecuba #callesdelahabana #cubaenmiami

A post shared by Cuba En Miami (@cubaenmiami) on


Las decisiones estarán bastadas mantener el equilibrio de la población residente en cada zona, y evitar su incremento, las permutas no podrán significar crecimiento poblacional ni de nuevos propietarios.

En ningún caso la compraventa o donaciones de vivienda podrá impedir los planes para desarrollo turístico de la zona.

En La Habana Vieja y Centro Habana, municipios capitalinos asociados a la Oficina del Historiador, los cuartos y habitaciones que queden desocupados no se entregarán con fines habitacionales.

Las casas desocupadas serán dedicadas al desarrollo turístico, la restauración y conservación del patrimonio y la satisfacción de servicios sociales.