Una cámara de seguridad de un negocio en Miami Beach capturó el momento en que un joven turistas fue brutalmente golpeado muy cerca de la estación policial ubicada en la 11 calle.


El portavoz de la policía de Miami Beach, Ernesto Rodríguez, calificó el ataque como «bastante preocupante».

“Lo golpean, lo golpean y lo dejan allí”, dijo.

El video muestra a la víctima de 25 años yaciendo inmóvil en el suelo al principio, pero luego sufre unos espasmos físicos que según expertos se deben a una lesión cerebral traumática. Sus brazos y piernas se ponen en una posición poco natural antes de levantarse del suelo, y tambaleándose sale a buscar ayuda de un oficial.

El incidente sucedió en la noche del jueves afuera de 11th Street Diner, un restaurante ubicado en dirección diagonal de la estación policial.


La víctima fue llevada al Centro Médico Mount Sinai con heridas serias en la cabeza.

Fueron cuatro los que en la grabación se ven golpeando al joven sin piedad. Gracias al video de vigilancia y al trabajo policial, los investigadores localizaron a la mayor parte del grupo hasta un hotel en Collins Avenue y Eighth Street.

“Dentro de las 12 horas posteriores a este crimen, tres de los cuatro sujetos que se ven en el video de vigilancia fueron arrestados por nuestros detectives de robos”, dijo Rodríguez.

Brian Villatoro, de 17 años, es de Connecticut y Giovanni Silva Da Cruz y Justin González son de Nueva York. Los tres sospechosos enfrentan cargos por delitos graves relacionados con el incidente.

Sin embargo, uno de sus compañeros acusados ​​de robo sigue prófugo y es buscado por la policía.

“Este cuarto sujeto necesita ser localizado, necesita ser sacado de la calle”, dijo Rodríguez.

La policía dijo que los que tienen bajo custodia confesaron su papel en el presunto robo, y dijeron que solo cometieron el crimen porque la víctima les vendió gomitas de marihuana en mal estado.

Si tiene información sobre este brutal robo, llame a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-TIPS. Recuerde, siempre puede permanecer en el anonimato y puede ser elegible para una recompensa de $ 1,000.