Foto de pixabay.com

 La empresa Norwegian Cruise Line extendió hasta el 30 de noviembre la suspensión de los viajes de sus tres marcas de cruceros -Norwegian Cruise Line, Oceania Cruises y Regent Seven Seas Cruises-, en línea con lo decidido por otras compañías del sector.


En un comunicado Norwegian Cruise Line informó que la compañía «continuará trabajando conjuntamente con los Gobiernos y las autoridades de salud pública locales, y con el equipo de expertos internacionales del Healthy Sail Panel (Panel de Navegación saludable) a fin de tomar las medidas necesarias para proteger a sus pasajeros, tripulación y las comunidades visitadas».

Norwegian Cruise Line tiene una flota de 17 barcos y más de 300 destinos, incluidos el Caribe y Europa.

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de EEUU anunciaron la semana pasada una extensión de la prohibición de navegar a los cruceros con base en puertos de este país, vigente desde marzo pasado, hasta el próximo 31 de octubre.

Tras el anuncio de los CDC, la naviera Carnival canceló todos sus cruceros desde puertos de Estados Unidos para este año, con excepción de Miami y Cañaveral, en Florida, que serán los primeros que iniciarán operaciones a partir de noviembre.


Según la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), la actividad de cruceros en Estados Unidos es responsable de casi medio millón (421.000) puestos de trabajo en EEUU y genera 53.000 millones de dólares anuales en actividad económica en todo el país.