El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y la candidata por el partido Demócrata, Hillary Clinton, recibieron fuertes críticas por utilizar el avión presidencial, Air Forece One para campaña política.


A pesar de que ley estadounidense no lo prohíbe muchos han visto el uso el avión Air Force One como un gasto innecesario para los contribuyentes que son los que finalmente pagan por eso.

Cada hora de vuelo de Air Force One cuesta unos 200.000 dólares, en este caso la campaña de Hillary Clinton pago por la mitad del costo pero los otros 100.000 dólares los pusieron los estadounidenses.

Donald Trump critico el hecho en las redes sociales.

«Los contribuyentes están pagando una fortuna por el uso del Air Force One en la gira de campaña del presidente Obama y la torcida Hillary. ¡Una desgracia total!» tuiteó el virtual candidato republicano.

¿Crees que actuó bien el presidente usando el dinero de los estadounidenses para actos de campaña de su partido?