El astro del fútbol portugués y ahora jugador de la Juventus llegó a un acuerdo con España por evasión de impuestos y pagará 19 millones de multa y dos años de prisión que no tendrá que cumplir en la cárcel.

Las acusaciones contra Cristiano Ronaldo eran por cuatro delitos contra la Hacienda Pública cometidos entre 2011 y 2014 y que suponen un fraude tributario de 14.768.897 euros. Las cuotas supuestamente defraudadas son de 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y de 8,5 en 2014.

Cristiano también tendrá que pagar los costos de corte del Estado según la agencia EFE.