Un amigo de la familia de la cubana, Yaima Millares Cuesta, quien se encuentra varada en la zona de tránsito de Panamá y espera de ser deportada, ha iniciado una campaña de recogida de firmas para evitar que le envíen de regreso a Cuba.

«Solicita asilo político porque ha sido maltratada física y psicológicamente, y si regresa a Cuba tiene miedo a ser encarcelada» dijo Félix Nieto Ruiz en su petición en el portal Change.org.

«Su vida en Cuba es muy dura, y está intentando rehacerla, ya que allí no tiene ningún futuro.» dijo.

Yaima Millares Cuesta, está embarazada y con dos hijos pequeños.