costa-rica-policiaLas autoridades de Costa Rica desplegaron cientos de policías fuertemente armados en la frontera con Panamá para impedir el paso de cubanos y controlar las protestas de los últimos días.

En el día de ayer 700 cubanos forzaron la entrada en Costa Rica desbordando a los policías que custodiaban la zona lo que ha obligado a Costa Rica a tomar medidas. Según el diario costarricense La Nación, los isleños cruzaron la frontera en Paso Canoas. Algunos de los foráneos caminaban por las calles de Ciudad Neily cuando la Fuerza Pública los abordó y los trasladó al puesto de Migración.

El canciller Manuel González calificó de ‘una afrenta al pueblo costarricense’ el ingreso de migrantes. Insistió en que Costa Rica no tiene capacidad económica ni logística para atender nuevos grupos de cubanos que lleguen al país.

Costa Rica ha asegurado que no dejara pasar a los cubanos.