La Corte Suprema de Estados Unidos autorizó a Trump a construir el muro en la frontera con fondos del Departamento de Defensa.


Un tribunal de primera instancia congeló los fondos en mayo y una corte de apelaciones ratificó la medida este mes. La Corte Suprema echó atrás la decisión de la corte menor y descongeló los fondos para que el presidente Trump pueda construir el muro.

Se espera que la administración utilice $2,500 millones del presupuesto del Departamento de Defensa para reemplazar secciones existentes de la barrera fronteriza en Arizona, California y Nuevo México.

El muro de la frontera es una de las grandes promesas del presidente Trump para frenar la inmigración ilegal.