Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), ha denunciado que 11 miembros se mantenían detenidos, y seguía la presencia policial en el reparto Altamira de Santiago de Cuba donde se encuentra la sede de ésta organización, además no dejaban acercarse a activistas con los alimentos para unos 20 miembros del grupo, entre los cuales se encontraba una embarazada.

El dirigente opositor señaló que el martes pasado apresaron a dos activistas más, Ernesto Morán Sánchez y a Fernando González Vaillant, interceptándolos al llevar alimentos a la sede de la UNPACU y confiscándoles los mismos.

La Unión Patriótica de Cuba hizo saber que en su sitio en Internet aparece la lista completa de las casas donde penetraron los efectivos policiales y de los miembros de esta organización detenidos el domingo, 18 de diciembre.