santander-np

Una nueva compañía bancaria de origen español ha sido privada de ofrecer sus servicios al gobierno de Cuba, a tan solo dos días de que varios representantes de la Isla y Estados Unidos discutieran la repercusión negativa del embargo estadounidense sobre las relaciones financieras entre ambas naciones.


Según denuncia el cuerpo diplomático cubano en la nación ibérica, el Banco Santander, gigante español de las finanzas, rehusó a prestar sus servicios de puntos de venta (TPV) a varios consulados cubanos luego de acordarlo con la firma estadounidense Elavon, líder mundial en servicios de pago y con la cual tiene una alianza desde el año 2012.

Las sedes diplomáticas afectadas hasta ahora son los Consulados Generales de Cuba en las ciudades de Barcelona, Sevilla y Santiago de Compostela. La noticia llegó a la Embajada cubana de manos de una filial del banco español en Cataluña.

“¿Cómo es posible que dos meses después de la visita a La Habana del presidente Barack Obama, en marzo último, una filial del Santander en Cataluña comunique al Cónsul cubano en Barcelona la dificultad de dotar a esa representación de un TPV para facilitar a usuarios el pago de aranceles consulares mediante tarjetas magnéticas, porque el Santander tiene firmado un acuerdo con Elavon, compañía procesadora de tarjetas de crédito y débito subsidiaria deU.S. Bancorp?”, manifestó el embajador cubano en España, Eugenio Martínez.

De acuerdo con la nota oficial divulgada por la parte cubana, de igual forma una sucursal del propio banco en Sevilla, en la región de Andalucía, canceló el 1ro de junio un contrato firmado el 12 de mayo con el Consulado de Cuba en esa urbe para disponer de un TPV, ya que Elavon planteó que las restricciones de EE.UU. hacia la isla se lo impedían.