A raíz del más reciente ataque de un caimán en la Florida donde una mujer perdió la vida, publicamos las recomendaciones de la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida para defenderse de un ataque:


1. No dejar de pelear

Si un caimán lo ataca, lo mejor que puede hacer es pelear. Intentar golpear al animal podrían ser la diferencia entre la vida y la muerte.

2. Crear confusión

Los sonidos fuertes confunden al caimán. Hacer mucho ruido podría hacer que retroceda.


3. Golpear los ojos y el hocico

Patear al caimán en el hocico o picarle los ojos puede hacer que suelte lo que tiene en las fauces. Cuando los caimanes capturan a su víctima y se dan cuenta que no la pueden dominar fácilmente, muchas veces la dejan ir.

4. Correr si es posible

La Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida sugiere a las personas que corran en una línea recta lejos del caimán y su hábitat.

Lo mejor es evitar las zonas donde se sepa que hay caimanes o podría haberlos. La prevención es la mejor defensa.