El representante federal republicano Rick Crawford reintrodujo el viernes una legislación que permitiría a los agricultores estadounidenses extender crédito a clientes cubanos, una medida favorecida por los productores de arroz de Arkansas, los productores de pollos y otros grupos agrícolas.

Con el fallecimiento de Fidel Castro y la inauguración del presidente electo Donald Trump acercándose, partidarios de esta legislación esperan que las restricciones relacionadas con el comercio finalmente se levanten.

Crawford también copatrocina una legislación presentada el miércoles por el también congresista Tom Emmer, republicano por Minnesota, para poner fin al embargo.

El jueves, la Oficina Agropecuaria de Arkansas y el Consejo de Arroz de Arkansas se unieron a decenas de otras organizaciones para instar a Trump a permitir el libre comercio entre las dos naciones.


La carta pidió al próximo presidente eliminar las barreras comerciales, enfatizando la necesidad de que se eliminara la prohibición de crédito agrícola.

Un día más tarde, Crawford presentó la HR525, la Ley de Exportaciones Agrícolas de Cuba, que reúne a más de dos docenas de copatrocinadores.

“Tenemos una tremenda cantidad de apoyo en la industria de la agricultura, casi un 100 por ciento de apoyo general para esto”, dijo Crawford.

“Creo que se trata de un nuevo conjunto de variables y una nueva dinámica en ambas naciones”, dijo Crawford, quien espera que el viernes la Casa Blanca apoye su proyecto de ley.

“Donald Trump, el presidente Trump, es un hombre de negocios, reconoce una buena oportunidad cuando la ve y creo que lo verá en ese contexto”, dijo.

El aumento del comercio beneficiaría a los negocios de Arkansas, apunta Crawford. Su estado produce aproximadamente la mitad del arroz de la nación, y la mayor parte se cultiva en el distrito del mencionado congresista. Arkansas también es uno de los productores de aves más grandes del país, junto con Georgia, Alabama y Carolina del Norte.

El pollo y el arroz son alimentos básicos en Cuba, y los agricultores de Arkansas dicen estar deseosos de hacer negocios allí.