legisladores-cubanos-floridaLos congresistas cubanoamericanos Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz-Balart y Carlos Curbelo se quejaron de la apertura de las embajadas en Cuba y Estados Unidos y lo calificaron como una «recompensa» al gobierno de la isla.


“La visita del secretario de Kerry para abrir formalmente la embajada en el corazón mismo de la brutalidad de los Castro nunca debería haber sucedido”, criticó Ros-Lehtinen en un comunicado.

“nunca debió haber sucedido hasta que veamos reformas sustantivas en Cuba como las elecciones independientes, justas y multipartidistas, la libertad de prensa y la liberación de todos los presos políticos”, continuo Ros-Lehtinen.

Curbelo de igual forma denunció que los líderes a favor de la democracia en la isla caribeña y los activistas de derechos humanos, entre ellos “las heroicas” Damas de Blanco, “son golpeados rutinariamente por los matones Castro”.

“Hago un llamado al secretario Kerry para recuperar el prestigio de Estados Unidos y tener el valor para denunciar estas violaciones contra la dignidad humana básica y condenar las acciones del régimen contra el pueblo cubano”, manifestó Curbelo, representante del Partido Republicano.


Todos los legisladores cubanoamericanos han pedido a John Kerry que se reúna con los disidentes durante su visita a Cuba.