trump-negocios

Donald Trump tiene intereses en más de 500 compañías lo que ha provocado un sin número de opiniones de expertos que, aunque coinciden en que no ven un impedimento legal si existe un problema ético en el asunto.


Según analistas de CNN Trump utilizo su campaña como presidente para promover su marca, como un discurso en un hotel de Washington hace dos semanas y una conferencia de prensa en su club de Mar-a-Lago en Florida.

Trump no ha dicho en ningún momento de su campaña que cederá o venderá ninguno de sus negocios, la ley no prohíbe a Trump ejercer como presidente con todos estos negocios que podrían ser afectados por sus decisiones.

Mientras que el Estatuto de Conflictos de Intereses Financieros de los Estados Unidos prohíbe a los funcionarios del Poder Ejecutivo poseer activos que chocarían con sus deberes oficiales, el Congreso optó por eximir al presidente y al vicepresidente. Trump solo está obligado a revelar intereses financieros, incluyendo activos y pasivos.

El presidente y el vicepresidente también están exentos de una cláusula que prohíbe que los funcionarios de la rama ejecutiva ganen ingresos de sus negocios.


Trump dijo durante su campaña que dejaría que sus hijos y ejecutivos administraran sus propiedades si fuera elegido. Sin embargo, los organismos de control del gobierno no están convencidos de que pueda llevar a cabo negocios oficiales sin considerar cómo las decisiones presidenciales afectarán los intereses financieros de él y de su familia.

Algunos ex presidentes han puesto sus activos en fideicomisos ciegos, gestionados sin su consentimiento o conocimiento.