Acusados presentes en Audiencia Judicial en Barcelona en julio (Foto ElMundo.es)

Siete hombres adultos, entre ellos tres cubanos, están siendo juzgados en España por la violación en grupo de una menor de edad de 14 años que se encontraba en evidente estado de embriaguez y bajo los efectos de las drogas.


El asalto, que sucedió en octubre del 2016 en Manresa en la provincia de Barcelona, aún se debate en tribunales. En recientes audiencias de dio a conocer que tres de los involucrados son cubanos, otros tres españoles, y uno argentino, compartió El Diario.

De acuerdo a los relatos de esa noche, la menor estaba borracha y drogada en compañía de una amiga en una fiesta, cuando se apartó con uno de los jóvenes hacia una caseta abandonada.

Bryan Andres M se llevó a la menor a la caseta y «abusó» de ella, tras lo que regresó al lugar donde estaban sus amigos y les instó a hacer lo propio a la chica, por turnos de 15 minutos cada uno. Así, el segundo de los jóvenes entró en la caseta, consumó su «abuso» y salió. Sin embargo, los otros cuatro, más el séptimo, que no la toco pero se masturbó, entraron en grupo para invadir sexualmente a la niña, de la que «conocían su edad y el estado de embriaguez en que se encontraba», según la Fiscalía, compartió el diario El Mundo.

Los siete hombres están siendo juzgados por un delito de «abuso» y no de «agresión», el que llevaría penas mayores de hasta 20 años. De acuerdo al código penal español vigente para ganar un caso de «agresión» tiene que poder demostrarse que hubo violencia e intimidación en el acto.


Hasta el momento el informe provisional de la Fiscalía imputa un delito de «abuso» sexual con penas de entre 10 y 12 años de cárcel como máximo.