El hombre que perdió el control de su vehículo el pasado día de San Valentín y mató a un niño en un puesto de flores en Homestead se entregará a las autoridades este jueves, informó CBS Miami.


Funcionarios de Florida Highway Patrol dijeron que esperan que el conductor, identificado como Hanksabell Amargo, de 42 años, se entregue alrededor de las 4 p.m.

El 14 de febrero de este año, un niño de tres años murió cuando el menor terminó inmovilizado debajo de un vehículo, a pesar de los heroicos esfuerzos de varias personas en la escena para levantar el vehículo y rescatarlo.

Las autoridades en ese momento confirmaron que el conductor del vehículo, luego identificado como Hanksabell Amargo, había perdido el control del carro en la esquina de a US1 y la 300 calle arremetiendo contra un puesto de flores donde estaba el pequeño con sus padres.

“Escuché a todos gritar y simplemente corrí hacia allí, los vi tratando de levantar el auto, no sabía por qué”, dijo el buen samaritano Alex Correa.


Correa es un mecánico que trabajaba al otro lado de la calle. Rápidamente se enteró de que todos intentaban levantar el automóvil porque un niño estaba atrapado debajo.

“Toda la gente que intenta levantar el coche. Un tipo consiguió una pieza, no sé dónde la puso debajo y eso ayudó un poco. Todos simplemente levantamos del lado del pasajero ”, dijo Correa.

Al mismo tiempo, otro mecánico corrió con un gato de alta resistencia para ayudar, pero antes de que pudiera llegar allí, sacaron al niño que fue trasladado al Kendall Regional Hospital.

El conductor, que manejaba un Dodge Charger gris, permaneció en el lugar.

“Estaba claramente molesto y en el suelo llorando. No podía arreglárselas solo ”, dijo en su momento la testigo Shelly Hart.

Amargos le dijo a NBC 6 en febrero que estaba probando autos para su trabajo en Spitzer Automotive cuando alguien lo cortó en la US-1 y accidentalmente pisó el acelerador y no los frenos.