Conductor de Uber de Miami se llevó el susto de su vida cuando un hombre abrió fuego contra su auto en una transitada calle de la ciudad.

El conductor de Uber le dijo a Local 10 News que está agradecido de estar vivo después de que le dispararon mientras conducía el lunes por la noche en el noroeste de Miami-Dade.

«Cinco disparos golpearon mi auto», dijo Luis Carlos Fernández.

Fernández dijo que se dirigía desde su casa en North Bay Village a la casa de un amigo en el Doral cuando un hombre a pie comenzó a disparar contra su vehículo a lo largo de la 81 calle del noroeste de Miami y la 7 avenida, justo en frente de una estación de policía.


«Estaba realmente asustado», dijo Fernández. «Mi estómago, mi pecho realmente dolían del miedo».

El automóvil de Fernández fue rociado con balas, pero él fue capaz de detenerse en una gasolinera Chevron en la esquina de la avenida 95 del noroeste y la calle 81, al ver a una patrulla ahí estacionada. Fernández entonces se bajó de su vehículo y le contó a la agente lo que acababa de suceder. En cuestiones de minutos otros agentes respondieron a la escena.

Estaba visiblemente conmocionado y todavía está tratando de entender cómo quedó envuelto en el tiroteo.

«Conduzco para Uber. No tengo problemas», dijo Fernández. «Hago Uber y nada más».

Fernández dijo que no tenía pasajeros en su automóvil cuando ocurrió el tiroteo.