Un chofer de Uber temió por su vida al quedar atrapado en la línea de fuego entre otros dos vehículos en un viaje que hizo a un vecindario de North Miami.


La Policía de Miami-Dade respondió a una llamada de emergencia en la esquina de Northwest Second Avenue y la 165 calle aproximadamente a las 4:45 p.m. del miércoles.

Lebuardo Planches dijo a WSVN News que estaba dejando a un pasajero cuando en una luz roja un disparo perforó el vidrio del parabrisas trasero de su auto. Añadió que él no escuchó el disparo, pero que sintió el vidrio al romper y sintió una corriente de aire cerca de su oído.

La bala tras entrar a su auto por la parte trasera, pasó a escasa distancia de la cabeza de Planches, y salió por el parabrisas delantero.

Según la policía, testigos dijeron que dos autos estaban involucrados en el tiroteo.

La policía dijo que un vehículo se estrelló contra otro, y luego los pasajeros de ambos vehículos comenzaron a disparar.


Cuando las autoridades llegaron a la escena ambos autos se habían marchado solo permanecía Planches quien hoy da la gracias de haber salido ileso.

«Estamos viviendo en un mundo loco», dijo. «Créeme cuando te digo que estamos viviendo en un mundo loco».

La policía cerró las vías temporalmente ayer miércoles, pero el tiroteo aún continúa bajo investigación.