Un conductor de Florida fue detenido esta semana por tratar de renovar su propia etiqueta con un marcador permanente.

El patrullero de carretera de la Florida, Steve Montiero, detuvo el tráfico porque dijo que algo no parecía correcto.

Montiero dice que no presentó un informe por el delito. En lugar de llevar al hombre a la cárcel, permitió que alguien lo recogiera.

Puede que el hombre no tenga que pagar una multa, pero su situación condujo a un tweet bastante divertido:


«Renovar etiqueta de la forma correcta – $70
Con marcador permanente – $2
Noche en la cárcel – $500+

La cara del conductor cuando le preguntas si pensó que esto funcionaría… No tiene precio».