Enrique Tarrio Proud Boys

El líder de los Proud Boys, el cubanoamericano Enrique Tarrio, fue sentenciado el lunes a más de cinco meses de cárcel después de admitir que quemó una pancarta de Black Lives Matter tomada de una histórica iglesia negra en Washington durante una manifestación pro Trump en diciembre.

Los Proud Boys y otros grupos marcharon en una manifestación y la pancarta fue robada de la Iglesia Metodista Unida de Asbury, una de las iglesias negras más antiguas de Washington.


Tarrio, de 37 años, de Miami, también se declaró culpable de intentar poseer un cargador de armas de alta capacidad, lo cual es ilegal en Washington. Los investigadores dijeron que tenía los cargadores s con él cuando regresó a la ciudad para las protestas del 6 de enero por el conteo de votos electorales en el Congreso.

Ambos cargos fueron delitos menores, punibles con hasta seis meses de cárcel.

Los fiscales federales recomendaron una sentencia de 90 días de cárcel seguida de tres meses de libertad condicional y una orden que le prohibía regresar a Washington.

Tarrio le dijo al juez el lunes que cometió «un grave error» al quemar la pancarta. «Me disculpo profundamente. No vi las consecuencias de lo que hice».


A Tarrio se le ordenó entregarse a la cárcel de Washington, DC el 6 de septiembre.