Michael Slager, un expolicía de Carolina del Sur, fue condenado a 20 años en prisión por haber asesinado en el 2015 a un afroamericano desarmado, según informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

El homicidio ocurrió en ese estado en abril de 2015 cuando Slager detuvo a Walter Scott por llevar una luz rota en su vehículo. Durante la detenciñon, el afroamericano intentó huir de la escena por lo que el policía le disparó cinco veces en la espalda.

La escena quedó captada por un transeúnte y le permitió al juez dictaminar la muerte como un homicidio en segundo grado.

En mayo de este año Slager se había declarado culpable de un delito contra los derechos civiles de Scott, informa Martí Noticias.

Por su parte, la familia de Scott llegó a un acuerdo económico con las autoridades de North Charleston, lugar para el que trabajaba Slager, y recibirá 6,5 millones de dólares.