Foto de archivo- Pixabay

El gobernador Ron DeSantis anunció el jueves que el condado de Palm Beach podía pasar a la Fase Dos del proceso de reapertura.


El martes, los comisionados del condado de Palm Beach aprobaron el plan de reapertura con 4 votos a favor, 2 en contra.

El plan entrará en vigor el martes 8 de septiembre.

Como parte de la fase dos, los funcionarios presentaron un plan de reapertura paso a paso, que incluía ciertos lugares de entretenimiento y otros negocios que podrían reabrir.

Las boleras podrían reabrirse, siempre que el 50% de las pistas totales estén operativas y haya un máximo de cuatro jugadores por pista.


Las salas de escape, o salas de juego, pueden reabrirse siempre que solo haya fiestas privadas y reservas con un máximo de seis personas.

Las salas de cine pueden reabrir con un máximo de 50% de capacidad de sus asientos.

Las casas de juegos, los centros de patinaje, los centros de trampolines y otros lugares de entretenimiento bajo techo podrían reabrir con ciertos requerimientos.

Los restaurantes pueden continuar el servicio en el interior con un 50% de capacidad de asientos, pero se mantiene que no pueden operar entre las 11:00 p.m. y 5:00 a.m.

Las tiendas minoristas, los museos, las bibliotecas, los establecimientos de servicios personales, los gimnasios y los centros de acondicionamiento físico en las tiendas pueden operar a plena capacidad manteniendo el distanciamiento social y siguiendo los protocolos de limpieza adecuados.

Si los funcionarios de salud consideran que el resurgimiento de COVID-19 es pequeño o nulo después de esas reaperturas, se reducirán las restricciones en las boleras, las salas de escape, los cines y más.