Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla Inc, no descarto la posibilidad de llevar su servicio de Internet a Cuba, respondiendo con un ‘OK’ a la pregunta realizada en Twitter del argentino defensor de los derechos humanos y activista en contra del régimen castrista, Agustín Antonetti, quien pregunto:

«¿Podrías hacer lo mismo con otros países bajo una dictadura como Cuba, por ejemplo? Salvarías muchas vidas», agregando además que:


«Starlink es una esperanza para la lucha por la libertad en Latinoamérica, confiamos en ustedes, muchas gracias por su ayuda»

La opción para Cuba es complicada independientemente de la voluntad de Musk de dar ese servicio a la isla.

Los satélites actúan como relés (interruptor) entre personas en ubicaciones remotas y estaciones terrestres que están conectadas a la web a través de cables de fibra óptica. Para conectarse, el usuario debe estar lo bastante cerca de una de estas estaciones conectadas a la web, y tener un teléfono satelital o una computadora conectada a una antena parabólica.

El primer requisito se cumple, porque gran parte de la superficie de Cuba parece estar dentro del alcance de al menos una estación Starlink en Punta Gorda, Florida. Pero poquísimos cubanos tienen un teléfono satelital o una antena parabólica Starlink. El régimen controla el acceso a esos equipos y no permite su entrada al país.

El otro impedimento que dificultaría la gestión es de índole legal, ya que la transmisión de Internet a un país en contra de la voluntad de su gobierno, constituye una violación del derecho internacional.


De acuerdo al magnate sudafricano, la señal satelital Starlink podría llegar directamente a los teléfonos móviles, pero no estará pensada para sustituir a las actuales conectividades de red 4G 5G, solo será un apoyo básico para evitar las zonas muertas de cobertura.

Elon Musk, nació en Pretoria en el año 1971, con nacionalidad canadiense y estadounidense. Es físico, programador y empresario, considerado este año la persona  más rica del mundo, con un patrimonio de 252 mil millones de dólares.