La joven madre Jemima Gutiérrez con solo 24 años, fue arrestada por la policía tras raptar a sus dos pequeños hijos, una pequeña de 6 años y un varón de 4.

Gutiérrez, residente en Miami, tiene antecedentes de violencia doméstica, en el 2018 perdió la custodia de sus dos pequeños, siendo su madrastra quien se hizo cargo de los niños.


Según informe policial, el domingo la joven se llevó a sus hijos cuando se encontraban en la Iglesia Pentecostal Unida, situada en la calle 186 y la avenida 107, en Cutler Bay, pueblo del suroeste del condado de Miami-Dade.

Los niños estaban en la iglesia con sus tutores legales, su abuelo materno y su esposa, la acusada se presentó en la iglesia, los niños al verla salieron corriendo a su encuentro, según explicó el pastor Leonardo Barrero.

La madre  de los menores se lleva a sus hijos aprovechando que los feligreses se encontraban almorzando en otro salón.

«Cuando pasan unos 20 minutos, me dicen que los niños se perdieron, que se los llevaron. Como estábamos todos en familia, en un mínimo descuido ellos se han ido. Claro, eso estuvo bien, que se haya llevado a los niños así», dijo el pastor Barrero a América TeVé.

La madrastra de Jemima llama a la madre de los niños, esta le dijo que los había llevado a comer y que los retornaría más tarde, pero transcurridas varias horas no regresó y tampoco respondió el teléfono.


Los niños fueron localizados el miércoles a las 7:00pm, en casa de la madre, situada en la avenida 16 y la calle 130 del noroeste, en North Miami.

La madre de los niños reconoció el error, siendo detenida y trasladada a la cárcel TGK, ante la corte penal fue acusada de secuestro y de interferir en la custodia de su padre, abuelo de los niños y su esposa, su madrastra.

Mindy S. Glazer, jueza del caso, le ordeno a Jemima mantenerse alejada de los menores y le denegó la fianza.