Foto de archivo- Pixabay

Una compañía rusa de robótica ha sido noticia por una propuesta inusual en la que un individuo, a cambio de $ 200,000 dólares, perdería los derechos de su rostro y voz para usarlos en el desarrollo de robots.


La compañía es conocida por producir robots hiperrealistas, parecidos a humanos. En 2019, Promobot lanzó el «Android Robo-C», un robot hecho a pedido que podría modelarse según la apariencia de cualquier persona.

«Ahora todos podrán pedir un robot con cualquier apariencia, para uso profesional o personal», dijo Aleksei Iuzhakov, presidente de la junta directiva de Promobot, en un comunicado en ese momento.

Actualmente, Promobot está desarrollando «un robot asistente humanoide que funcionará en hoteles, centros comerciales y otros lugares concurridos», y la compañía está «buscando un rostro» para modelarlo.

En un comunicado de prensa reciente, señalaron que están «dispuestos a pagar 200.000 dólares a alguien que esté dispuesto a transferir los derechos para usar su cara para siempre».

Según el comunicado, la edad y el sexo de los solicitantes no importan; sin embargo, su rostro debe ser «amable y amistoso».


«Nuestra empresa está desarrollando tecnologías en el campo del reconocimiento facial, así como el habla, la navegación autónoma, la inteligencia artificial y otras áreas de la robótica», explicó la empresa, según su comunicado de prensa. «Desde 2019, hemos estado fabricando y suministrando activamente robots humanoides al mercado. Nuestros nuevos clientes quieren lanzar un proyecto a gran escala y, para ello, necesitan licenciar una nueva apariencia de robot para evitar retrasos legales».

Específicamente, «el pedido de un nuevo robot fue realizado por una empresa estadounidense que suministra soluciones a aeropuertos, centros comerciales y tiendas minoristas en América del Norte y Oriente Medio». Agregaron que el robot, con el rostro de un solicitante, «comenzará sus actividades en 2023».