Carteles escritos en sistema Braille y una conjugación de colores sobre los tonos magenta, anaranjado, verde y negro. Esa es la combinación que han pensado los creadores del parque de diversiones Amanecer Feliz en Cienfuegos, primero de su tipo en Cuba para ayudar al esparcimiento de niños ciegos y débiles visuales.

Un trencito eléctrico, carruseles, toboganes, una sala de cine en 3D, tiendas de juguetes y cafeterías, serán las propuestas de este vistoso parque recientemente sometido a una reparación capital para que los más pequeños de casa disfruten el verano.

El parque de diversiones Amanecer Feliz no solo fue diseñado para que los niños con afecciones visuales pudieran identificar los aparatos y las áreas de recreación, sino que gracias a la gama de colores escogidas será mucho más sencillo atraer la atención de los niños autistas, cuyo trastorno del neurodesarrollo le impide relacionarse normalmente en el entorno social donde muchas veces asumen comportamientos repetitivos. Así que estos aparatos y equipos de vistosos colores pueden ayudar muchísimo a la motivación de ellos.

El reto de llevar el sistema Braille a tablillas de acero

El método Braille es un sistema de lectura y escritura táctil y hacerlo sobre un papel es lo habitual, pero el reto para los creadores del parque fue llevarlo finalmente a tablillas de acero inoxidable.


Para trascribir en Braille todos los nombres de los aparatos y lugares del parque se acudió a la valiosa ayuda de Alexis Sarría, quien es integrante de la sala para ciegos de la Biblioteca de Cienfuegos. Él fue la persona que le dictó a un diseñador cómo debían ser los puntos en el código del sistema que se llevaría luego a una matriz digital.

Toda la señalética Braille del parque quedó plasmada en 139 carteles que primero pasaron por una regleta de ese sistema pero llevado a una computadora. Una vez que ya estuvo todo el contenido en ese formato se pasó a imprimirlo en papel adhesivo para poder distinguir los puntos para troquelar en las tablillas de acero inoxidable. El resto fue fácil, darle color y colocarlas junto a cada aparato, sala, cafetería, baños y todos los demás lugares del parque.



¿Quiénes son los responsables de darle vida a este sueño?

La idea de pensar en un lugar tan inclusivo como este fue de los miembros de Redis, una cooperativa aún en proceso de formación que decidió echar a andar este sueño como parte de las acciones que se realizan en Cienfuegos para celebrar su bicentenario.

Ellos también fueron los encargados de darle vida a la entrada principal del parque Amanecer Feliz donde los personajes de Elpido Valdés y el Capitán Plin le dan la bienvenida a los visitantes con un cartel de impresionante sistema de iluminación y letras en movimiento.

Los muchachos del grupo Redis pensaron en varios detalles para hacer de este un parque especial y diferente. Por eso diseñaron cada tótem de manera que cada uno de ellos tuviese alguna identificación o alegoría a las leyendas y mitos de la historia de la llamada Perla del Sur.

Ahora, solo queda esperar para ver las reacciones de los niños, sobre todo aquellos pequeños ciegos y con afecciones visuales que por vez primera tendrán la oportunidad de disfrutar los aparatos de un parque de diversiones, adaptado a sus necesidades especiales.