Mapa del Atlántico y las tormentas. Foto: NOAA

La temporada oficial de huracanes para la cuenca del Atlántico (que incluye el Océano Atlántico, el Mar Caribe y el Golfo de México) es del 1 de junio al 30 de noviembre.


El pico de la temporada es desde mediados de agosto hasta finales de octubre, con el 10 de septiembre como el día en el que es más probable estadísticamente encontrar una tormenta tropical en la cuenca del Atlántico. Esto se debe a las cálidas temperaturas del océano y cizalladura general del viento inferior.

La cizalladura del viento es el cambio de la velocidad y / o dirección del viento con la altura. La fuerte cizalladura del viento evita la formación de huracanes, mientras que la baja cizalladura del viento permite que las tormentas se fortalezcan.

Actualmente el Centro Nacional de Huracanes vigila 4 sistemas tropicales en el Atlántico y uno de ellos tiene grandes posibilidades de convertirse en tormenta y traer lluvias y vientos al Caribe y Florida.

La tormenta tropical Humberto será la próxima tormenta nombrada, seguida por Imelda y Jerry.