Foto de Twitter @Phil_Staley y Facebook de Erin Hahn

Interminables lluvias y devastadoras inundaciones en el noreste de Australia obligaron a miles de personas a abandonar sus hogares y llevaron serpientes y cocodrilos a las calles mientras las autoridades advierten sobre fuertes vientos y más lluvia en el camino.


Gran parte de la ciudad de Townsville en el estado de Queensland está inundada, y las inundaciones no solo han traído destrucción; también han traído peligrosos reptiles y vida salvaje.

«Se puede ver cocodrilos cruzando carreteras, y cuando las inundaciones se alejan, los cocodrilos pueden aparecer en lugares inusuales, como diques en granjas o pozos de agua», dijo la Ministra de Medio Ambiente de Queensland, Leeanne Enoch compartió BBC News.

«Del mismo modo, las serpientes son muy buenas nadadoras y también pueden aparecer inesperadamente».

Varias personas han compartido fotos en sus redes sociales. Una residente local compartió fotos de un cocodrilo afuera de la casa de su padre. Otro fue fotografiado trepando a un árbol en una zona inundada. Las autoridades han emitido un aviso de alerta sobre la situación con los cocodrilos y serpientes y el peligro que representan.


Más de 1.100 personas han sido evacuadas de la ciudad en medio de una lo que están llamando una «inundación de una vez en un siglo».

«Esto no tiene precedentes, nunca antes habíamos visto algo así», dijo Annastacia Palaszczuk, Premier de Queensland.

Mientras que las lluvias en la región se esperan continúen en los próximos días, otras partes del estado están en las garras de una intensa sequía, dijo la Oficina de Meteorología de Australia.