Foto de Pixabay

El equipo de servicio del Silver Street Tavern Restaurant, en Waterville Maine, se llevó una muy agradable sorpresa el pasado sábado cuando se enteraron de la gentil propina de $2000 de un cliente anónimo.

Samantha Clark atendió la mesa de una pareja mayor sin tener idea de lo que estaba por suceder. De acuerdo al diario CentralMaine Clark dijo que recuerda a la pareja como «amistosa y paciente», pero que a cierto punto pidieron hablar con el gerente y ella pensó que iban a quejarse.


Sin embargo, Clark cuenta que el gerente no le quiso dar detalles de la conversación, aun cuando ella insistió. El manager le pidió que enviara la cuenta de la pareja al bar y que el se encargaria de cobrarles.

No fue hasta horas después que uno de los bartenders estaba de descanso revisando su facebook cuando vio un post de su mismo restaurante dando la gran noticia.

«(La bartender) se estaba volviendo loca; ella estaba como «¿somos nosotros? ¿Somos nosotros? », Dijo Clark. «Estaba como, ‘¿Qué?’ Y miré (en la publicación de Facebook) y era esa mesa».

El cliente había pedido al manager que la propina fuese compartida entre todos los 14 miembros del servicio que estaban trabajando en ese momento.


«Es una historia para sentirse bien», dijo el dueño del restaurante. «El personal está muy agradecido y estoy orgulloso de ellos por haber generado una propina tan generosa. Todos están contentos, y espero que (los clientes) también lo estén «.

Clark dijo que nunca había visto una propina de ese tamaño en los casi dos años que lleva trabajando en el restaurante. «Fue una situación realmente agradable», dijo. «Definitivamente puedo decir que solo una vez en tu vida obtienes una propina de $ 2,000».