John_Fitzgerald_Kennedy


Oliver Stone, director de cine estadounidense, reveló detalles de una confesión sobre el asesinato de John F. Kennedy que un supuesto exagente del Gobierno de Estados Unidos decidió hacerle poco antes de morir.

El hombre, oculto bajo el seudónimo de ‘Ron’, aseguró haber pertenecido a la guardia presidencial de ese entonces y afirmó que «alguien de su propio equipo había disparado contra el presidente», informó Daily Mail.

Según Stone, Ron contactó con él por primera vez a través de una serie de cartas luego de que dirigiera en 1991 la película ‘JFK’, en donde plantea la hipótesis de que el crimen de Kennedy fue producto de una conspiración del Gobierno.

Tiempo después, tras conocerse personalmente, el supuesto exveterano, enfermo de cáncer, decidió compartir el secreto, que hasta el momento solo conocía su propio hijo.


Según palabras del propio Ron, el disparo mortal fue «un trabajo interno» hecho por un francotirador perteneciente a la guardia de seguridad encargado de asegurar el perímetro.

El cineasta añade que en un principio se tornó escéptico frente a las afirmaciones del supuesto exfuncionario dada la gran cantidad de teorías y señalamientos en torno a la muerte de Kennedy. Sin embargo, asegura que logró disipar sus dudas al constatar que Ron fue marinero en Vietnam, de lo que se convenció al oír su jerga militar y los intrincados detalles, que el director describe como «plausibles y muy auténticos».

Aunque el aclamado director desconoce el principal motivo por el cual Ron decidió hacerle la confesión, subrayó luego de su último encuentro con él en un hotel en Rochester, en Nueva York, que el exveterano «no quería dinero ni reconocimiento» y que actuó movido únicamente por su conciencia.

Los detalles de la confesión fueron conocidos por primeras vez por Matt Zoller Seitz, biógrafo de Stone, y serán expuestos en el libro titulado: ‘The Oliver Stone Experience’, que saldrá a la venta el próximo 13 de septiembre.