Un grupo de 18 balseros cubanos arribo a Cayo Elliott en el Sur de la Florida y permaneció en el lugar hasta que fueron localizados por agentes de la policía que les brindo asistencia.

Los cubanos llegaron bastante más al norte que por donde comúnmente llegan los balseros, pero importante es que llegaron sanos y salvos.

Los balseros cubanos fueron trasladados para ser procesados por las autoridades migratorias, pero podrán quedarse bajo la política de pies secos pies mojados.