Cimafunk

Una onda súper sabrosa donde se mezcla el funk con los ritmos cubanos ha puesto a bailar a Cuba.


Así es la música de Erick Hernández, conocido como Cimafunk, y que en este 2018  se ha colado en la escena musical cubana con mucha fuerza y temas tan contagiosos como “Me voy”, responsable de destronar al mismísimo Gente de Zona en los hits semanales de los Lucas.

Hoy el video tiene 3 nominaciones a los Premios Lucas en las categorías de Mejor Video Fusión, Mejor Video Artista Novel y Video más Popular del Año. También se ha colado en varias listas musicales del mundo como las de Spotify y Funky Ways de Noble Vibes, donde compite con Bruno Mars.

Cimafunk se llevó el Premio Cuerda Viva 2018, categoría Artista Novel y fue nominado a los Premios Cubadisco 2018, como “Mejor álbum de fusión” 

Fue el primer lugar del Concurso Primera Base del Festival Havana World Music 2018 y convocado para el Afro Pepites Show 2018 del African Dream en Francia.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Pero no solo es cuestión de premios. Todo el que ve el estilo musical y escénico de Cimafunk, voltea nuevamente para ver cuál es la magia de este cubano que se ha pegado tanto con su funk afro cubano. Pero también por su estilo estético diferente de elevada melena afro, su vestimenta con apretadas Manhattan y pantalones de brillo al estilo de los 60, donde la música funk caló tanto.

Cimafunk viene de la palabra cimarrón (esclavos que escapaban) y del ritmo Funk. Un nombre perfecto que recoge la esencia de la música de Erick Hernández, la cual escapa de los ritmos más trillados, para ofrecer algo diferente y sabroso, mezcla del funk estadounidense, el pilón, el mozambique y otras sonoridades de Cuba.

De la medicina, a chapistero y finalmente a la música

Erick Hernández, (Cimafunk), es de un pueblito de Pinar del Río. Allí incursionó en el reguetón y hasta en la trova, incluso intentó estudiar medicina pero la dejó en el segundo año de la carrera. Al tiempo emigró a La Habana con muchos sueños, pero sin nada más que el apoyo de un puñado de amigos. En la capital tuvo que hacer de todo para sobrevivir, hasta lijar carros en un taller, pero un buen día se encontró con su coterráneo Raúl Paz y le mostró sus aspiraciones musicales.

Raúl Paz lo llamó para que formara parte de su banda, y luego llegaron otras propuestas. Así pasó por los proyectos de David Torrens, Liuba María Hevia, Hoyo Colorao, la banda de pop Los Boys y finalmente al grupo Interactivo.

Sin embargo, no fue hasta 2016 que Erick probó suerte en solitario con miles de ideas en la cabeza para componer y también para interpretar.

“Terapia” pa´ tu cuerpo

Cimafunk se ha hecho de un público que lo sigue a todos lados y llena lo mismo Fábrica de Arte, que el Salón Rosado la Tropical o el Bertold Brecht. Sus fanáticos adoran la pegajosa frase “Me vooooooy, pa´ mi casa” que forma parte del tema “Me Voy”, uno de los 8 hits de su primera producción discográfica Terapia llena de composiciones con mucho “doble sentido”.

Una verdadera fórmula musical para relajar el cuerpo, donde la percusión y la línea de bajo eléctrico se mezclan con ritmos muy cubanos y que como le ha dicho Erick a sus fans es una verdaera “Terapia pa´ tu cuerpa”.

Cuando Fito Páez conoció a Cimafunk quedó sorprendido y dijo: “Su mezcla sutil y audaz de Funk con música cubana y ritmos africanos es un OVNI en el panorama musical cubano. Su álbum debut “Terapia” (Producción Independiente, 2017) y sobre todo sus shows eléctricos en vivo fueron conquistando inexorablemente a una multitud de públicos de La Habana a París. Rompió récord de asistencia en escenarios icónicos de La Habana como la Fábrica de Arte Cubano, El Sauce y La Tropical.Es un cimarrón, un ser libre desafiando las clasificaciones, un peregrino en busca de nuevos mestizajes musicales y de la reunión de la música negra. No cree en nada sino en el poder del Groove y en la comunión catártica de los cuerpos bailando un ritmo pegajoso.”