Una fuga de agua en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood ha llevado al cierre del área G en la Terminal 4.

Un total de cuatro puertas han sido impactadas.

A los pasajeros se les pide que usen puntos de control de seguridad en la Terminal 3 y pasen por la terminal.

La causa de las filtraciones es actualmente desconocida.