Wang Yi, ministro de Relaciones Exteriores de China, afirmó que cualquiera que provoque un conflicto en la península coreana «deberá asumir una responsabilidad histórica y pagar el precio», tras las nuevas amenazas de EEUU contra Pyongyang, reporta Infobae.

En una conferencia de prensa en Beijing y sin citar el nombre de Donald Trump, el canciller Wang expresó que «el ganador no será el que haga declaraciones más duras o el que enseñe más músculo. Si hay una guerra el resultado será una situación en la que nadie saldrá ganador».

«Tenemos la sensación de que un conflicto podría estallar en cualquier momento. Creo que todas las partes afectadas tienen que estar muy atentas a esta situación», afirmó.