El CEO de T-Mobile,John Legere, vendió su penthouse en Nueva York para comprarse una mansión en Naples en el suroeste de la Florida.


El penthouse de Nueva York salió a la venta por $17.5 millones y terminó en las manos del diseñador de moda Giorgio Armani. Por su parte Legere invirtió $16.7 millones en una despampanante mansión en la costa oeste de la Florida.

El penthouse en Central Park West de cuatro dormitorios y cuatro baños incluye 100 pies de fachada de Central Park, según la lista de Heather McDonough Domi y Henry Hershkowitz de Compass.

El penthouse cuenta con techos de 11 pies, un ascensor restaurado, una chimenea de leña adornada y una terraza envolvente de 1,700 pies cuadrados, según el listado. Además se extiende a lo largo de dos pisos de un edificio que fue construido en 1929.

El edificio incluye servicios como lavandería, gimnasio, sala de juegos y portero a tiempo completo.

Armani ya posee otra casa en el edificio, informó The Wall Street Journal.


Legere dejará T-Mobile después de que su contrato expire el próximo abril, anunció la compañía el mes pasado.

En Naples Legere compró una casa de 6,240 pies cuadrados.

La casa de cuatro dormitorios y siete baños se encuentra en un lote frente al mar de 0.78 acres e incluye dos muelles y una piscina, según los registros.

Legere no es el único neoyorquino con destino a Florida. Numerosas personas ricas de alto perfil, incluido el presidente Trump y líderes empresariales multimillonarios como Carl Icahn, han buscado recientemente el clima y los beneficios fiscales que el Estado del Sol tiene para ofrecer.

(Con información de Fox News)